6 de diciembre de 2015

Gran recogida de alimentos 2015

Los días 27 y 28 de noviembre de 2015, tuvo lugar la gran recogida del Banco de Alimentos de Cantabria.


Se llevó a cabo, como todas las tareas de esta asociación, a través de voluntarios. Un año más, 41 estudiantes del I.E.S. José Mª de Pereda desde 3º de la ESO a 2º de Bachillerato participaron en las labores de recogida en Santander. Los supermercados El Árbol de la C/ San Fernando y Lupa de Numancia ofrecieron sus instalaciones para albergar las cajas de colecta y a los voluntarios. Nuestra labor era informar a la gente de la campaña e invitarles a participar. El resultado de los dos días de intensa recogida, dedicación y esfuerzo, fueron los casi 3.230 kg obtenidos gracias a la colaboración de la gente. El total recaudado en Cantabria rozaba los 200.000 kg. Es un dato extraordinario y del que podemos estar satisfechos. Los alimentos se repartirán a través de 160 entidades benéficas a las familias más desfavorecidas de nuestra región. 

Una de las alumnas, Ámbar Pérez, comparte su experiencia: “Es muy gratificante, la gente ayuda muchísimo (...) Siempre hay alguna que otra persona que piensa que es en beneficio propio (...) pero son gajes del oficio. Aún así la mayoría se mostraba muy solidaria y entusiasta con la iniciativa.” Comentando anécdotas, encontramos algunas en la que se mezclan la empatía, las lágrimas y la esperanza. “Una señora nos dijo que colaboraba con varias fundaciones del mismo tipo, y que ojalá pudiera ayudar más. (...) Nos hizo ver nuestra suerte teniendo todo lo que tenemos. (...) Al final nos hizo llorar a todos y acabamos dándole un abrazo.” Explica la alumna. Otros nos cuentan que recibieron comentarios como “¿Cómo voy a ayudar yo, si al que me tienen que ayudar es a mí?” o “Ojalá les pudiera ayudar, pero no tengo ni para mí” que les dejaron un amargo sabor de boca y les mostraron que la realidad es más cruda de lo que podemos pensar. Y es que todos aprendemos de esta conmovedora experiencia. “Te sientes bien pudiendo ayudar” afirma Denisa Bejan, otra de las voluntarias. 
“En nuestro grupo marchó muy bien la recogida. A diferencia del año pasado, se donó bastante alimento infantil (...) Había mucha gente que venía exclusivamente para comprar y donar e incluso nos daban el dinero para que lo comprásemos nosotras. (...) Es un trabajo cansado pero es bastante gratificante” explica Julia Gutiérrez. 

Fue, un año más, una bonita experiencia y sin duda en la que satisface participar como voluntario. Es importante contribuir a estas causas, hacer ver a la gente que el problema es real y ayudar a que las necesidades que no siempre nos apremian a todos, pasen así a formar parte de nuestro día a día. Resulta imprescindible para esto sacar el problema a la calle, mostrar las desigualdades de la sociedad, no siempre del todo evidentes. Así es como se consigue involucrar, concienciar a la gente de que se necesita ayuda, y la suya es imprescindible. Poco a poco los logros irán creciendo, y confiemos en que todos nuestros pequeños gestos ayuden a forjar una sociedad mejor, más justa; más humana.




Por Paula López Calle, alumna de 1º B-Bachillerato

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Introduce tus comentarios, teniendo presente que es una comunidad educativa. Recuerda que no está permitido vertir falsedades, descalificaciones u ofensas. Los comentarios serán filtrados por los gestores del blog.
Si quieres obtener una respuesta indícanos tu nombre y tu E-mail para que podamos contestarte personalmente.