18 de abril de 2008

Lecturas de filosofía: Discurso del método

EL DISCURSO DEL MÉTODO
RESUMEN DEL LIBRO
El autor lo divide en seis partes o capítulos: En la primera se trata de diferentes consideraciones acerca de las ciencias, en la segunda de las reglas principales del método del autor, en la tercera, reglas de moral, en la cuarta, las razones con que prueba la existencia de Dios y del alma, el la quinta, física, medicina y diferencias entre el alma humana y el alma de los animales y en la sexta de las cosas necesarias para llegar en la investigación de la naturaleza más lejos de lo que él ha llegado y de las razones que le han llevado a escribir. PRIMERA PARTE:

Comienza hablando de la razón o buen sentido que, según él, es igual en todos los hombres. No se considera a si mismo más inteligente ni más tonto que los demás, puesto que todos tenemos la misma capacidad de razonamiento. La diferencia de opiniones se debe a los diferentes caminos que cada uno sigue en sus razonamientos. A continuación explica el método que ha desarrollado para aumentar sus conocimientos de forma gradual y expone los beneficios que le ha proporcionado este método, aunque según el mismo dice, su propósito no es enseñar su método para que todos los demás lo sigan, sino mostrar a los demás lo que él ha hecho y luego que cada uno juzgue si le gusta o no. Después habla de la formación que ha recibido desde niño y de su deseo de aprender y adquirir conocimientos, pero que al finalizar sus estudios se dio cuenta de que estaba lleno de dudas. Aunque valoraba las diversas materias que había estudiado no todas le parecían igual de fiables. Dice que acepta las matemáticas porque se basan en evidencias o certezas, sin embargo rechaza la Filosofía escolástica, a pesar de haber sido cultivada por los mayores genios, porque no se basa en certezas y porque lleva a conclusiones opuestas o contradictorias cuando la verdad es una. Descartes abandona el estudio de las letras para buscar la ciencia en si mismo y en lo que el mundo le pudiera enseñar. Para ello decide viajar y conocer otras gentes, de esta forma se liberará de muchos errores adquiridos durante su formación, los cuales podían oscurecer su razón en el propósito de alcanzar la verdad. SEGUNDA PARTE:

Descartes comienza explicando que todas las cosas construidas por varias personas son menos perfectas que las que hace una persona sola. Por la misma razón las ciencias de los libros, en especial las que carecen de demostraciones y que se han ido completando con las opiniones de diferentes personas, están más lejos de la verdad que si hubieran sido compuestas mediante el razonamiento de uno solo. También pensaba Descartes que nuestros juicios serían más puros, si, desde el momento de nacer tuviésemos el uso pleno de nuestra razón y nunca hubiésemos sido dirigidos por nadie. Debía por tanto suprimir todo conocimiento anterior para sustituirlo por otro nuevo, o por el mismo, pero después de fundamentarlo mediante la razón. En su búsqueda del método decide ir despacio y no dar pasos en falso. Partiendo de la duda pretende encontrar un método que reúna las ventajas de la filosofía y la lógica de las matemáticas, pero sin sus defectos. El método tiene cuatro pasos fundamentales: 1º No aceptar como verdadero nada que no sepa con evidencia que lo es. (Quiere decir con esto que no hay que precipitarse y aceptar como verdadero algo si tenemos dudas de que lo sea) 2º Dividir cada una de las dificultades en tantas partes como sea posible para su mejor solución. (Análisis) 3º Síntesis: Empezar por los objetos más simples para ir ascendiendo gradualmente hasta llegar a otros más complejos. 4º Comprobación: Realizar comprobaciones y cálculos para asegurar la validez de los procedimientos utilizados. A partir de esos cuatro pasos y utilizando solo la razón a Descartes le fue posible aumentar sus conocimientos e incluso logró entender cosas que parecían bastante complicadas. TERCERA PARTE:

En este capítulo Descartes habla de su “Moral provisional” que son las máximas que debe seguir durante el tiempo que va desde que abandona las máximas aprendidas hasta que construya unas nuevas a partir de si mismo mediante la razón. Ø La primera máxima consiste en llevar un estilo de vida moderado, obedecer las leyes y costumbres de su país para poder vivir en sociedad y mantener su fe en Dios. Ø La segunda máxima es ser firme y decidido en las acciones y decisiones. Ø La tercera máxima: conformarse con lo que se tiene y no desear lo que es imposible de conseguir, sabiendo que lo más importante son los pensamientos y esos los podemos tener siempre. Descartes destaca que lo importante es elegir lo que se quiere hacer en la vida y que para él lo mejor es viajar y hablar con los hombres de todo el mundo para después reflexionar y buscar la verdad por medio de su método. CUARTA PARTE:

Descartes en su camino hacia la verdad plantea la duda metódica, rechaza como falso todo aquello en lo que pueda advertir alguna duda e intenta descubrir un principio filosófico verdadero a partir del cual pueda desarrollar toda su filosofía. Rechaza el conocimiento basado en los sentidos, ya que estos algunas veces nos engañan. También piensa que puede haber error en las demostraciones matemáticas. Piensa que a veces es imposible distinguir la vigilia del sueño. Por ultimo dice que puede que exista un espíritu maligno que nos engañe y nos haga creer que son verdaderas cosas que son falsas. Pero Descartes dio con un principio que estaba fuera de toda duda: “Cogito, ergo sum” (pienso, luego existo). Esto es lo único de lo que puede estar seguro y por tanto el primer principio de la filosofía que estaba buscando. Entonces Descartes considera que él es una sustancia cuya esencia y naturaleza es pensar y que para ello no necesita nada material. De esta manera establece una separación entre el cuerpo (que es mortal) y el alma, distinta del cuerpo y más fácil de conocer. El siguiente paso en su razonamiento es determinar cuando una proposición es verdadera, y decide que para que sea verdadera debe presentarse con claridad y nitidez en la mente. Al reflexionar sobre su duda, al ser la duda menos perfecta que la verdad, tuvo que aprender a pensar en algo que fuese más perfecto que él. Piensa que por tanto debe existir alguna naturaleza más perfecta, sin defectos, de la cual hubiera adquirido todo lo que él poseía. Este ser más perfecto no podía proceder de la nada (que es menos perfecta), tampoco de él, ya que si así fuera, poseería todas las cualidades perfectas que no tiene (ser infinito, eterno, inmutable…etc.), a este ser, la máxima perfección le llama Dios. Atribuye a Dios todas las cualidades buenas y ninguna de las malas. Dios, por tanto, no posee nada material, ya que él considera imperfecto lo material. Los cuerpos defectuosos e imperfectos dependen en todo momento de Dios, de manera que no podrían subsistir sin él. En cuanto a la geometría, afirma que está basada en evidencias o certezas, sin embargo no encuentra nada que demuestre la existencia de los objetos que estudia la geometría. Critica después a los que no están convencidos de la existencia de Dios porque no lo han visto, mientras si están convencidos de la existencia de su propio cuerpo. Distingue entonces entre certidumbre física y certidumbre metafísica. La existencia de Dios la conocemos con certeza metafísica. Todas las verdades que aparecen con claridad y distinción en la mente deben su existencia a la propia existencia de Dios. Por tanto todas nuestras ideas cuando son claras y distintas, son verdaderas porque proceden de la idea perfecta de Dios. Sin embargo cuando son confusas participan de la nada (por eso los sueños son confusos y engañosos). En la vigilia también puede haber engaños, por ejemplo las estrellas parecen más pequeñas de lo que son. Debemos guiarnos solo por la razón y sus evidencias y no por la imaginación, ni los sentidos ni los sueños. La razón no nos dice que estas ideas o nociones sean verdaderas, pero si que deben tener algún fundamento de verdad, ya que no sería posible que Dios las pusiera en nosotros sin fundamento verdadero alguno. Todos nuestros pensamientos no son verdaderos, porque no somos totalmente perfectos. Pero la verdad se encuentra fundamentalmente en lo que pensamos cuando estamos despiertos. PARTE QUINTA:

En esta parte habla de las leyes de la Naturaleza impresas en el alma humana. Para Descartes el mundo fue formado por Dios, que con varias partes de materia de espacios imaginarios creo un caos que conformó la naturaleza que está regido por unas leyes preestablecidas por él. De estas leyes derivan el movimiento y demás cualidades del cielo y de los astros. También explica en esta parte del discurso las semejanzas y diferencias entre animales y humanos. Los humanos tienen una parte irracional que les hace semejantes a los animales, esta parte irracional se hace presente en las acciones que el hombre realiza sin pensar como por ejemplo respirar o el latido del corazón. Lo que diferencia al hombre de los animales es la facultad de hablar y pensar. El hombre tiene un alma espiritual, independiente del cuerpo y que no puede morir. SEXTA PARTE:

En esta última parte Descartes da las razones por las que quiere publicar su obra, en primer lugar para ser útil a la humanidad. Descartes piensa que con esta obra puede ayudar al hombre a controlar la naturaleza. Otra razón es para ayudar al progreso de la ciencia y en especial la medicina. Descartes piensa que para que la ciencia progrese es necesario contar con apoyo económico para las investigaciones. Habla también de la investigación científica y de la necesidad de una comunidad científica que permita extender los conocimientos. Considera también que es fundamental la salud del cuerpo para pensar adecuadamente.

1 comentario:

  1. Felicito a Marino por este tan extenso comentario del libro de Descartes. ¡Necesitamos gente como tú!
    ¡Bienvenido al blog!

    ResponderEliminar

Introduce tus comentarios, teniendo presente que es una comunidad educativa. Recuerda que no está permitido vertir falsedades, descalificaciones u ofensas. Los comentarios serán filtrados por los gestores del blog.
Si quieres obtener una respuesta indícanos tu nombre y tu E-mail para que podamos contestarte personalmente.